¿Por qué escribir bien?

Quiero empezar este blog hablándoles de los motivos que me han llevado a iniciar este proyecto. Soy un comunicador de profesión, que hace unos años decidió profundizar en el complejo, y muchas veces intimidante, mundo de las letras. Mi razón para hacerlo es que en los tiempos actuales que vivimos, todo se desarrolla cada vez más rápido y con una inmediatez abrumadora. Debido a esto, a veces pasamos por alto una fase muy importante de la comunicación: La práctica de escribir bien.

Pero ¿qué significa escribir bien?

No pretenderé ser un experto en la lengua, ni en la norma lingüística más estricta, eso prefiero dejárselo a los lingüistas. Como comunicador, lo que me interesa es que un mensaje se transmita  forma clara, fácil de entender y adecuada para el tipo de público al que van dirigidos. Si conseguimos que al recibir nuestro mensaje, el lector entienda exactamente lo que tratamos de decir, entonces habremos cumplido con nuestro propósito.

Escribir bien es justamente eso, usar adecuadamente los elementos que componen nuestra lengua, los cuales están delimitados y establecidos en un conjunto de reglas. Estas pautas, que en los libros de teoría pueden parecer complicadas, no lo son tanto una vez que nos familiarizamos con ellas. En este blog trataré de mostrar estas reglas de una forma sencilla, para así lograr superar problemas frecuentes en nuestra escritura, como lo son los errores ortográficos, los vicios de lenguaje y la pobreza de vocabulario.

¿Escribir bien es realmente útil?

Claro que lo es, y aquí les muestro algunas situaciones en las que escribir bien nos puede servir de mucho.

  1. Cuando recibes una calificación de 7 en un trabajo o examen, en lugar del 8 o 9 que necesitabas. Sí, muchas veces los profesores restan puntos por una mala redacción y errores ortográficos.
  2. Si presentas tu CV para un empleo con errores de ortografía o una mala redacción, tienes que saber que los seleccionadores no perdonan esto. Considérate descartado para el puesto.
  3. En la era digital, es común contar con un blog o espacio personal en la web. Créeme, los errores que cometes en tu página te restan credibilidad, y los cibernautas son expertos en hacer notar estos fallos.

Cualquier idea que quieras transmitir, si no está bien escrita, corre el riesgo de ser mal entendida, criticada, e incluso ignorada.

Con esto no pretendo que el mundo entero se convierta en García Marquez, Vargas Llosa o Borges, yo estoy muy lejos de ser un experto de la Real Academia. Sin embargo, con un poco de investigación, práctica y esfuerzo, pienso que cada persona puede alcanzar un nivel óptimo de claridad en sus escritos. Solamente así estaremos seguros de que lo que queremos decir es entendido tal cual. Y todos tenemos algo que decir, así que ¿por qué no decirlo bien?

En este blog resolveremos todo tipo de dudas. Desde sintaxis, conjugación de verbos, puntuación y vicios de lenguaje, hasta cohesión de oraciones, usos de sinónimos y la correcta forma de citar obras y autores. Pero por ahora hemos tenido suficiente con este artículo de introducción. Los dejo, como será costumbre en este blog, con un pequeño consejo para escribir mejor:

“Pienso, luego escribo”

No hay mejor garantía para una buena redacción, que tener las ideas claras antes de empezar. Puedes hacerlo en un papel o en tu mente, pero nunca comiences a escribir si no sabes lo que vas a decir. 

Eso es todo por ahora. ¡Nos estamos leyendo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s