Morfología Fácil: Formación de Palabras

Como parte final de este pequeño apartado sobre morfología nos centraremos en los procesos de formación de palabras.

Antes que nada, debemos saber que las palabras formadas por un solo monema son palabras simples, las cuales carecen de una estructura interna. Las palabras que constan de dos o más monemas se clasificarán de acuerdo al proceso por el que son formadas. Entre ellas están las palabras derivadas, las compuestas y las parasintéticas.

DERIVACIÓN

Este proceso permite formar palabras mediante la unión de un lexema (raíz) y un morfema derivativo (afijo). Además, a esta nueva palabra se le pueden añadir morfemas flexivos para determinar género y número.

Las palabras resultantes de este proceso se llaman palabras derivadas.

Prefijo + Lexema: in-humano / pre-visto / a-normal

Lexema + Sufijo: legal-izar / nega-ción / flor-ería

Cabe recordar que las palabras derivadas también pueden dar origen a nuevas palabras mediante la adición de otros morfemas derivativos o afijos.

Des + leal = desleal + tad = deslealtad

Nación + al = nacional + izar = nacionalizar

COMPOSICIÓN

La composición de palabras consiste en unir dos lexemas para dar origen a una nueva palabra, a la cual se podrán añadir otros morfemas flexivos y derivativos. También hay casos de palabras compuestas de tres lexemas como en electrocardiograma, formada por las raíces electro-cardio-grama.

Las palabras resultantes de este proceso se denominan palabras compuestas.

Lexema + Lexema: abre + latas = abrelatas

Lexema + Lexema: media + noche = medianoche

A veces se añade la letra “i” entre las dos raíces para formar una palabra compuesta. Por ejemplo, tenemos:

Verde + i + azul = verdiazul

Boca + i + abierto = boquiabierto

PARASÍNTESIS

Consiste en la adición de más de un morfema derivativo a un lexema o raíz, dando como resultado una palabra parasintética. A diferencia de la derivación, que permite seguir añadiendo morfemas para formar nuevas palabras, en la parasíntesis no existe una palabra intermedia. Esto quiero decir que si quitamos uno de los morfemas la palabra resultante no tendrá sentido.

Ejemplos de parasíntesis:

Envejecer = Prefijo en- + raíz viejo + sufijo -er.

No existen las palabras enviejo ni vejecer. Es parasíntesis.

Quinceañero = Prefijo quince- + raíz año + sufijo -ero.

No existen las palabras añero ni quinceaño. Es parasíntesis.

No son parasíntesis:

Deslealtad = Prefijo des- + raíz leal + sufijo -tad.

Existe la palabra desleal. No es parasíntesis.

Paraguazo = Prefijo par- + raíz agua + sufijo -azo.

Existe la palabra paraguas. No es parasíntesis.

FLEXIÓN

A diferencia de la derivación, la flexión no altera el significado de las palabras sino que indica variantes gramaticales, ya sean de género, número y tiempo, persona en el caso de los verbos. Los morfemas flexivos son muy variados y pueden unirse a sustantivos, adjetivos y verbos para alterar las propiedades gramaticales de los mismos.

En el español distinguimos dos clases de morfemas flexivos:

Sustantivo – Adjetivo – Pronombre – Determinante

Las anteriores categorías de palabras solo pueden ser modificadas en dos de sus propiedades: Género y número. En este caso los morfemas flexivos son los sufijos –o, -a, -es, -as, entre otros.

Indican género masculino o femenino.

Lob­-o, Lob-a / Roj-o, Roj-a / -o, Mí-a

Indica número singular o plural.

Lob­-a, Lob-as / Roj-o, Roj-os / -o, Mí-os

Flexión Verbal: La Conjugación

Los verbos se componen de una raíz o lexema y de varios morfemas que indican sus propiedades de tiempo, modo, aspecto, voz, número y persona. Incluso pueden llegar a añadirse otros afijos. A este proceso se le conoce como conjugación verbal, pero es un tema amplio que desarrollaremos en un próximo artículo.

Las Palabras Invariables

Son aquellas palabras a las que no podemos añadir ninguna clase de morfema. Por lo tanto no pueden dar origen a nuevas palabras. Entre ellas tenemos a los adverbios, las preposiciones y las conjunciones.

Hasta aquí hemos llegado con este breve apartado de morfología. En los próximos artículos repasaremos las principales reglas de acentuación y tildación, según las últimas actualizaciones de la RAE.

Eso es todo por ahora. ¡Nos estaremos leyendo! 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s