Acentuación: Monosílabos y Tilde Diacrítica

Ya hemos revisado las reglas de acentuación del español así como sus excepciones, pero hemos dejado para el final aquellas palabras que generan más dudas. La mayoría de errores que cometemos con estas palabras se deben a que las normas del idioma han ido variando con el tiempo. Por ello, hoy vamos actualizar algunos conceptos que nos ayudarán a tener una mejor redacción.

Monosílabos

La norma nos dice que los monosílabos no deben llevar tilde, aunque sean palabras agudas terminadas en vocal, “n”, o “s”. Sin embargo, cuando se trate de un diptongo con vocal cerrada tónica se producirá un hiato, por lo que la palabra pasará a tener dos sílabas, dejando de ser monosílaba.

Por ejemplo:

Fui  no lleva tilde, ya que es monosílaba.

Guion ya no lleva tilde, pues la fuerza de voz recae en la vocal abierta.

Maíz sí lleva tilde, ya que posee hiato. Es una palabra grave terminada en consonante.

Las principales excepciones esta regla son las palabras monosílabas que llevan tilde diacrítica.

La Tilde Diacrítica

La tilde diacrítica se usa para diferenciar palabras que se escriben igual, pero tienen significados diferentes. Así podemos distinguir entre ellas para evitar la ambigüedad y el doble sentido.

Revisemos los casos más comunes en los que se usa la tilde diacrítica. Estas palabras corresponden en su mayoría a los artículos, pronombres, conjunciones, preposiciones y adverbios.

El (Artículo):  No debe llevar tilde

El auto de mi tío tenía cuatro asientos.

Él (Pron. Personal):  Sí debe llevar tilde
Él sabe que estamos esperándolo.
Mi (Posesivo):  No debe llevar tilde

Ayer no me devolviste mi cuaderno.

Mi (Sustantivo): Cuando se refiere a la nota musical no debe llevar tilde.

Mí (Pron. Personal): Sí debe llevar tilde.

A no me gustó la presentación.

Te (Pronombre):  No debe llevar tilde

Te espero en la esquina de mi casa.

Té (Sustantivo): Cuando se refiere a la planta de té o a la bebida. Sí debe llevar tilde.
De (Preposición):  No debe llevar tilde

Anoche cenamos un pastel de fresa.

Dé (Verbo Dar): Sí debe llevar tilde

Exijo que me una explicación.

Tu (Posesivo):  No debe llevar tilde

Recibí tu correo por la mañana.

Tú (Pron. Personal): Sí debe llevar tilde

Exijo que me una explicación.

Se (Pron. Personal):  No debe llevar tilde

Se fue a dormir muy temprano.

Sé (Verbo Ser o Saber): Sí debe llevar tilde

Yo no la respuesta.

un buen estudiante.

Si (Conjunción Condicional):

No debe llevar tilde

Si hace calor iremos a la playa.

Sí (Adverbio): Sí debe llevar tilde

Estoy seguro de que llegará.

Sí (Pron. Reflexivo): Sí debe llevar tilde

El hombre estaba fuera de .

Mas (Conjunción Adversativa):

No debe llevar tilde

Esperó por horas, mas él nunca llegó.

Más (Adverbio de Cantidad):

Sí debe llevar tilde

Exijo que me una explicación.

El pronombre ti nunca lleva tilde, ya que no existe otra palabra que se escriba igual.

Demostrativos

Hasta hace poco se usaba la tilde diacrítica para distinguir entre dos distintos tipos de demostrativos:

Pronombres demostrativos: Éste, ésta, éstas, éstos, ése, ésa, ésas, ésos, aquél, aquélla, aquéllos, aquéllas.

Determinantes demostrativos: Este, esta, estas, estos, ese, esa, esas, esos, aquel, aquella, aquellos, aquellas.

Sin embargo, por norma ya no se tildan estas palabras en ninguno de los dos casos.

Interrogativos y exclamativos

Las palabras qué, cuál/es, quién/es, cómo, cuán, cuánto/a/os/as, cuándo, dónde y adónde llevarán tilde en los siguientes casos:

Llevan tilde: Cuando forman parte de una oración exclamativa o interrogativa directa.

¿Qué día vendrás?

¿Cómo se hace esto?

¡Cuánta mentira!

¡Dónde se ha visto!

Llevan tilde: Cuando formen parte de una oración exclamativa o interrogativa indirecta.

Me preguntó qué día vendría.

Ella sabe cómo llegar.

No sabemos dónde se metió.

No llevan tilde: Cuando funcionan como adverbios, pronombres relativos o conjunciones.

Donde vayas, no te olvides de tu familia.

La reina, que no admitía errores, lo mandó ejecutar.

Fuiste tú quien le dijo que viniera.

Ahora ya conocemos el uso de la tilde, sus excepciones y reglas. Solo nos falta revisar sus usos especiales para mayúsculas, palabras compuestas y palabras extranjeras. Para ello nos encontraremos en un último artículo sobre acentuación.

Eso es todo por ahora. ¡Nos estaremos leyendo!

Anuncios

Un comentario en “Acentuación: Monosílabos y Tilde Diacrítica

  1. Pingback: 8 consejos para corregir un artículo antes de publicarlo – EL REDACTOR DE LA WEB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s