8 Consejos para Escribir Mejor

Terminas de escribir un texto y decides leerlo en voz alta. Entonces te das cuenta de que no suena bien. Después de una segunda y tercera lectura parece que solo se trató de una impresión. El texto está bien escrito.

Detente, porque estás a punto de cometer un error.

¡Espera un momento! Porque estás a punto de caer en una trampa.

Si la primera vez te sonó extraño y tuviste que releer para comprenderlo, no creas que tus lectores harán lo mismo. Nuestros lectores juzgan a la primera lectura, y si tu texto les resulta extraño es muy probable que pasen de él.

Nadie quiere que suceda eso con sus textos. Como escritores, nuestro mayor objetivo es que los lectores tengan una lectura fluida y sin interrupciones. Hay para resolver este problema y para lograrlo tenemos que comprender por qué motivos un texto puede “sonar raro”.

¿Por qué mi texto “suena raro”?

Bueno, esto tiene mucho que ver con una parte de la gramática que es tan importante como la ortografía y la puntuación: La sintaxis.

La sintaxis nos señala la manera correcta de unir palabras para formar oraciones, de manera que estas tengan sentido completo. Aunque el español es una lengua flexible, existen maneras no tan correctas de asociar palabras. Es cuando caemos en estos errores que nuestros textos suenan raro, pero no porque la gramática lo diga, sino porque  nuestro cerebro lo dice.

Para qué sirve la sintaxis

Sucede que desde la infancia nos hemos familiarizado con la estructura básica de oración (sujeto-verbo-complementos), pues la hemos aprendido escuchando y, en menor medida, leyendo. A esto le llamamos estructura lógica-psicológica. Es por ello que incluso sin conocer las reglas de la sintaxis, algunos, más que otros, son capaces de escribir. Sin embargo, como nadie es perfecto y siempre se puede mejorar, vamos a ver algunos consejos para que nuestros textos suenen mejor.

  1. Concordancia

Salvo algunas excepciones, los diferentes elementos de una oración siempre concuerdan en sus propiedades. El sujeto y el verbo de una oración deben concordar en número (singular o plural) y persona (primera, segunda o tercera). El adjetivo también debe concordar con el sujeto en género (masculino o femenino) y número (singular o plural). Esta regla no afecta a los sustantivos colectivos (escuadrón, manada, enjambre).

  1. Falsa concordancia con adverbios

Muchos escriben el adverbio tratando de que concuerde en género y número con el sustantivo, pero esto no es correcto. Los adverbios son palabras invariables y no se ven afectadas por el resto de la oración. Es por eso que palabras como más, lejos, después y ciertamente no tienen variaciones de ninguna clase. El mejor ejemplo de este error lo tenemos con el adverbio de cantidad medio al que vemos en frases como “Tengo los pies medios cansados” o “La manzana está media madura”. 

Los adverbios son palabras invariables

  1. Cuando el adjetivo va primero

En narrativa y poesía es común colocar el adjetivo antes del sustantivo. A esto se le llama epíteto, una figura literaria que sirve para ‘embellecer’ el texto. Sin embargo, los textos académicos y especializados no necesitan ‘embellecerse’ de esta forma. Así que para los escritos donde prime lo objetivo sobre lo subjetivo es mejor colocar el adjetivo en su posición lógica: Después del sustantivo.

Tampoco es recomendable abusar de los adjetivos, ni siquiera en textos literarios. Ya que puede ser cansado para los lectores.

  1. Mal uso del gerundio

En los medios de comunicación se ha vuelto costumbre hacer uso del gerundio en frases como “El conductor resultó herido, siendo llevado a la clínica”. Este es un mal uso del gerundio, ya que solo debe usarse para acciones anteriores o simultáneas: “Discutimos la situación tomando un café”, “Estamos esperando a mis primos”. También se puede usar para indicar la circunstancia o modo en el que sucede algo: “El profesor salió del colegio cantando”.

Esos correctos e incorrectos del gerundio

  1. Deberíamos dejar de combinar tantos verbos

¿Suena mal verdad? La perífrasis verbal consiste en unir dos o más verbos para expresar una acción, pero no hay que usarla si no es necesaria. Muchas veces podemos decir lo que queremos decir sin utilizar tantas palabras. Por ejemplo, en lugar de “Deberíamos dejar de combinar tantos verbos” podríamos escribir “No deberíamos combinar tantos verbos” o “No hay que combinar tantos verbos”. Existen distintas formas de expresar una idea. Nuestra mejor opción siempre es aquella en la que usemos menos palabras.

La mejor forma de expresar una idea es con pocas palabras

  1. La falta de conectores

Es cansado leer un texto lleno de oraciones cortas y aisladas, sin ninguna clase de relación. Para evitar que nuestros escritos suenen así, necesitamos hacer uso de los conectores. Estos pueden ser conjunciones, adverbios, determinantes o locuciones, los cuales sirven para dar mayor unidad al texto y relacionar unas ideas con otras.

Podemos usarlas para unir dos oraciones simples:

Conectores ejemplo 1

En una más larga:

Conectores ejemplo 2

También nos pueden ayudar a separar oraciones demasiado largas en dos frases cortas que se encuentren vinculadas.

Las palabras pueden clasificarse según la función que cumplen en una oración en distintas categorías, como los sustantivos, adjetivos, verbos, adverbios, preposiciones, determinantes, pronombres y conjunciones.

Las palabras pueden clasificarse según la función que cumplen en una oración. Existen distintas categorías, como los sustantivos, adjetivos, verbos y adverbios. También tenemos las preposiciones, determinantes, pronombres y conjunciones.

  1. Queísmo y dequeísmo

Dos vicios de redacción que son cada vez más frecuentes. El dequeísmo consiste en el uso de la preposición “de” cuando no es necesaria, mientras que el queísmo consiste la omisión de esta palabra cuando sí es requerida. Esta confusión se da porque algunos verbos deben ir acompañados por la preposición de, pero no todos.

Truco para evitar el queísmo y dequeísmo

Para saber distinguir entre unos y otros basta con reemplazar el complemento del verbo por la palabra “eso”. Si hacemos esto en la oración “Pienso de que estás equivocado” y la cambiamos por “Pienso de eso”, nos daremos cuenta de que la preposición no hace falta. En otro caso, con la oración “No me di cuenta que estabas aquí”, reemplazamos con “No me di cuenta eso”, descubrimos que hace falta el uso de la preposición.

  1. La monotonía y repetición

Repetir las mismas palabras es un escrito es síntoma de pobreza de vocabulario. Gracias a internet podemos acceder a diccionarios de sinónimos y buscar otras palabras que nos ayuden a expresar lo mismo de un modo distinto. El abuso de expresiones como pero, sin embargo, por eso, ya que, repetidamente puede dar una sensación de monotonía, por lo que debemos variar en la medida de lo posible. También sucede lo mismo con los adjetivos, que tienen diferentes sinónimos de los cuales valernos para no repetir sin necesidad. Asimismo, los determinantes como este, esto, esa, esos deben usarse con precaución.

El español es un idioma que cambia con el tiempo. Hoy escribimos de una manera diferente a como lo hacían hace veinte, cincuenta o cien años. Para mantenernos actualizados solo existe una manera efectiva: Leer y practicar.

Leer y practicar es la mejor forma de aprender a escribir.

Si leemos más, dispondremos de un vocabulario más variado y podremos expresar con mayor claridad y precisión nuestras ideas. Leer también nos ayudará a familiarizarnos con la correcta estructura de un escrito.

Todos hemos cometido estos errores y seguro conoces amigos que necesitan mejorar su escritura. ¿Por qué no los ayudas un poco? ¡Comparte estos 8 consejos para que más personas escriban mejor!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s