¿Te animas a ser blogger? 10 pasos para comenzar con tu blog

Ya estás decidido a crear tu blog, pero hay tanto por hacer que no sabes por dónde comenzar. Para ayudarte he creado una pequeña guía que te hará más fácil la tarea de iniciar un blog.

El mes pasado un compañero de trabajo me contó que iba a convertirse en bloguero. Ya tenía su temática definida y solo le faltaba ponerlo en marcha. Había revisado una gran cantidad de páginas con consejos para crear un blog, y la verdad es que se notaba algo abrumado.

A todos nos sucede en algún momento, debido a la gran cantidad de guías y consejos para nuevos blogueros. Le dije a mi amigo que no se complique tanto, y le dí diez pasos para iniciar su blog en poco tiempo. Como le pareció muy buena la guía, me animó a compartirla en la web y aquí estoy.

Estos son mis 10 pasos para iniciar un blog:

1. Elige el nicho específico

Si quieres escribir sobre un tema, debes tratar de ser lo más específico posible. Hay un término en Seo que llamamos ‘long tail’. Esto significa que las personas no realizan búsquedas como “autos”, “jardín” o “vestidos”. Sus búsquedas son más parecidas a “autos deportivos”, “jardines interiores” o “vestidos de verano”. Por eso, cuando eliges la temática de tu blog tienes que esforzarte por ser lo más específico posible.

Una tendencia que se acentúa cada vez más es la personalización de los contenidos. Los usuarios buscan publicaciones específicas, que se adapten a sus necesidades. Lo general también se percibe como disperso e impreciso, con pocas posibilidades de interacción. Por eso cuando se trata de tu blog, abarcar mucho no es tan importante como profundizar en cada nicho.

2. Crea un mapa de palabras clave

Las palabras clave son palabras relacionadas dentro de una misma categoría. Estas surgen a partir del nicho que has elegido, como las ramas de un árbol. Te sirven para diseñar una estrategia de contenidos que posicionará rápidamente tu blog en buscadores.

Por ejemplo, si tu nicho elegido es Marketing Digital, las palabras clave relacionadas serían Redes Sociales, Seo, Marketing de Contenidos, entre otras. Para obtener este árbol de palabras clave puedes valerte de las búsquedas recomendadas de Google.

Otra herramienta que yo recomiendo es el Planificador de palabras clave de Adwords, que no solo te sugiere palabras clave, sino que te muestra el promedio de visitas para cada una. Trabajar en esos temas específicos de acuerdo a la preferencia de los usuarios te ayudará a posicionarte muy rápido.

3. Define a tu público

Con tu árbol de palabras clave listo, el siguiente paso será definir a tu público. El usuario o cliente meta es la persona a la que deseas llegar con tus contenidos. Ahora ya sabes en qué se va a basar tu contenido y tienes que averiguar cómo son las personas que consumen ese contenido.

Este es un trabajo de hormiga, una fase de investigación casi detectivesca a la que debes dedicar un tiempo razonable. Del grado de profundidad de esta investigación dependerá buena parte de tu éxito como bloguero. Las herramientas para estudiar a tu público ya las conoces, son las redes sociales y otros blogs.

Busca tus palabras clave y visita los blogs que hablen sobre ello. Observa las interacciones de los visitantes y sus dudas. Entra a foros de discusión y grupos de Facebook o Linkedin. Busca tus temas como hashtags en Twitter y sigue a personas influyentes en ese rubro. Analiza esa información y déjala reposar antes de crear tu estrategia de contenidos.

4. Diseña tu estrategia de contenidos

Ya sabes sobre qué vas a publicar y para quiénes lo vas a hacer. Toca la fase más importante de todas: La estrategia de tu blog. Aquí, con ayuda de tu investigación, debes definir varios aspectos que veremos por separado:

Análisis de la situación: ¿Hay competencia en tu rubro? ¿Es fuerte? ¿Ves un lugar donde nadie ha explorado antes? ¿Con qué recursos y conocimientos cuentas?

Objetivos de tu blog: ¿Qué esperas lograr con tu blog? ¿Es para vender un producto? ¿Quieres obtener una lista de suscriptores o solo visitas? ¿Deseas ganar prestigio con él? ¿Piensas monetizarlo en el futuro?

Tu público: ¿Quiénes son? ¿Qué clase de contenido buscan? ¿En dónde buscan esos contenidos? ¿Cuáles son sus necesidades? ¿Cómo puedes ayudar a satisfacerlas?

La estrategia: ¿Cómo atraer visitas al blog? ¿Qué hacer para que regresen? ¿Qué medios utilizar? ¿Con qué lenguaje hablar? ¿Usar texto con imágenes y video? ¿Cuál es la extensión ideal para los contenidos? ¿Con qué frecuencia publicar?

5. El Calendario editorial de tu blog

Con estas preguntas respondidas, ya tienes claro lo que vas a hacer y cómo lo vas a hacer. Es hora de elaborar un esquema de procesos para la creación de contenidos y plasmarlo en un calendario. La planificación te ayudará a invertir mejor el tiempo y sacarle el máximo provecho a tu blog.

Debes tomar en cuenta las fases de desarrollo de un contenido: investigación y análisis, boceto del artículo, corrección del artículo y preparación para su publicación. Puedes crear tu propio proceso según lo que más te acomode. Combina estas fases con la frecuencia de publicación para obtener un calendario editorial completo.

Una vez listo, tendrás un cronograma mensual con los artículos a publicar y las fases de elaboración que requieren. Más adelante podrás agregarle las actividades de promoción que uses para atraer visitantes.

6. Dirección web, título, descripción y secciones

La elección de estos elementos dependerá de tu estrategia de contenido. Lo ideal es buscar el equilibrio entre las palabras clave y lo que puede llamar la atención de tu público. El nombre del blog y la dirección url muchas veces coinciden, aunque a veces puedes recurrir a iniciales o tu nombre, si eres un profesional.

Tanto en la dirección url, como en el nombre y la descripción del blog, debe aparecer al menos una palabra clave. Esto es lo más recomendable, pero tampoco se debe forzar. La descripción le dice al usuario lo que encontrará en tu blog y cómo lo ayudarás a resolver un problema. La descripción también es importante porque los buscadores la muestran en su lista de resultados.

Al seleccionar los títulos para las secciones de tu blog, trata de que estos coincidan con las palabras clave. Esto ayudará a posicionarlo mejor y también será una guía para los visitantes. Siempre es bueno separar los contenidos de un blog en categorías y páginas, para que así este sea más fácil de navegar.

7. La plataforma de publicación y el diseño

Para publicar un blog necesitas una plataforma o sistema de gestión de contenidos (CMS). Las más destacadas son Blogger y WordPress, cada una con sus pros y contras.

Personalmente, yo me inclino por WordPress, debido a su cantidad de temas de diseño profesional y a su amplia variedad de opciones de configuración. Sin embargo, cualquiera de las opciones es válida, siempre que tomes en cuenta tres conceptos:

Usabilidad: Tu blog debe ser fácil de navegar, con los contenidos bien distribuidos de modo que al usuario le sea agradable la visita.

Adaptabilidad: Con la introducción de los smartphones y tablets, es casi una obligación que el diseño web se pueda adaptar a estas plataformas.

Atracción: Tiene que ayudar a resaltar los elementos importantes de tu blog. Debe atraer la atención de los visitantes con una equilibrada combinación de elementos visuales y texto.

8. Redes sociales para tu blog

Las redes sociales son el principal medio de promoción para tus contenidos. Dependiendo de tu temática, algunas te serán más útiles que otras:

Facebook: Para blogs de entretenimiento, moda, tecnología, actualidad.

Twitter: Para blogs profesionales, de entretenimiento, arte, hogar.

Linkedin: Para blogs de economía, marketing o cualquier profesión.

YouTube: Si tienes tutoriales en video, conferencias o tu blog es de videojuegos.

Instagram y Pinterest: Para blogs de fotografía, diseño, arte o infografías.

Crea perfiles de redes sociales con el nombre de tu blog. Si eres un profesional y deseas ganar reputación, puedes hacerlo con tu nombre. Hazlo como página oficial, no como perfil personal. Esto te servirá para crear una comunidad alrededor de tu blog y te servirá como plataforma para ganar nuevas visitas.

Cabe resaltar que las redes sociales también pueden aportar mucho al posicionamiento de tu blog.

9. Los primeros tres artículos

Es hora de lanzarse a la aventura y escribir tus primeros artículos. Déjalos reposar un día antes de revisarlos y hacer los ajustes necesarios. Espera a publicar unos cuantos artículos antes de comenzar a promocionarte. Es necesario hacerlo, ya que los usuarios que visiten tu blog buscarán más contenidos y no puedes tener solo una publicación.

Una buena opción es publicar un primer artículo de presentación, en el cual hables del lanzamiento del blog y lo que esperas de él. Te hará ver más humano frente a tus  lectores y además será un buen indicador de que el blog es nuevo. Eso sí, una vez que comiences a publicar no rompas la frecuencia de publicación, pues podría verse afectado tu posicionamiento.

10. Corrige los artículos, optimiza el Seo y ¡Listo!

Nunca dejes de revisar tus artículos antes de publicarlos. A veces se nos pasan algunos errores al escribir, por lo que es útil esperar un corto tiempo antes de corregir. Pon especial atención en las tildes y la puntuación. Los errores de ortografía son más fáciles de detectar que las faltas gramaticales y dejan una muy mala impresión.

Otro aspecto que debes tomar en cuenta es el Seo, optimización para posicionamiento en buscadores. Procura definir las palabras clave de cada artículo e integrarlas en títulos, subtítulos y descripción. Estas palabras deben estar relacionadas o coincidir con las palabras clave de tu blog en general. La densidad de palabra clave ayudará a posicionar mejor el contenido, pero hazlo con naturalidad y sin sacrificar la experiencia de usuario.

¡Ya completaste los 10 pasos para iniciar tu blog!

Solo necesitas ser constante y seguir publicando con frecuencia. Revisa las estadísticas de tus publicaciones para optimizar tu blog. Refuerza los contenidos que funcionan y modifica los que no. Busca las horas y días más adecuados para publicar. La mejora de tu blog es un proceso circular que nunca se detiene.

No olvides establecer una pauta de publicación en redes sociales. Puedes programar las entradas y promociones de contenido con ayuda de aplicaciones. Lo importante es mantener tu blog con vida. No dejes de investigar y seguir aprendiendo, pues todo el conocimiento se renueva. Solo los contenidos novedosos logran captar la atención de los lectores.

Para terminar, como último consejo hay dos cualidades que debes cultivar:

Disciplina y pasión por lo que haces

Si las aplicas a tu blog, seguro que el éxito llegará tarde o temprano.

Hasta aquí con esta guía. Espero que te haya sido de utilidad. En próximos artículos profundizaremos más en cada uno de estos puntos.

Si te gusto este artículo, dale me gusta. Suscríbete al blog para recibir más contenidos como este.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s