Cómo evitar los errores de concordancia – Parte 1

La concordancia es la coincidencia en género, número y persona entre las distintas palabras de una oración. Muchas veces, al escribir, pasamos por alto estas reglas, lo que da como resultado textos difíciles de entender.

En esta ocasión, revisaremos las reglas de concordancia sustantivo-verbo y sus excepciones:

Cuando el verbo de una oración se refiere a un solo sujeto, coincide con este en número y  persona.

  • La bicicleta se quedó en casa.

Cuando el verbo se refiere a varios sujetos, debe ir en plural.

  • Las bicicletas se quedaron en casa.

Para la conjugación, si los sujetos están en diferente persona, predomina la primer sobre la segunda y la segunda sobre la tercera.

  • María y yo iremos a la fiesta.
  • María y tú irán a la fiesta.

Cuando se usa un sustantivo colectivo en singular, el verbo se mantendrá en singular.

  • La mayoría de encuestados estuvo de acuerdo.

Si bien se acepta el uso en plural para el verbo en estos casos, no es lo recomendable ya que puede confundir al lector.

  • La mayoría de encuestados estuvieron de acuerdo.

Del mismo modo sucede con los sustantivos de cantidad, como mitad, doble, tercio, triple, entre otros.

Los sujetos que van unidos por la conjunción y son considerados como uno solo. Sin embargo, cuando cada uno de estos va precedido por artículos, se les considera sustantivos separados. Para el segundo caso, se usa el verbo en plural.

  • La comida y bebida estuvo
  • La comida y la bebida estuvieron

En la segunda parte, veremos otros tipos de concordancia. Eso es todo por ahora.

¡Un saludo!

 

Anuncios

¿Hubo o Hubieron?

He aquí uno de los errores más comunes que se cometen al escribir: El uso de hubieron en lugar de hubo. Ambos son conjugaciones del verbo haber, pero debemos recordar que este verbo tiene una forma personal y otra impersonal. Hubieron pertenece a las formas personales, mientras que hubo es una forma impersonal.

Veamos en qué casos se utiliza hubieron:

Cuando los técnicos hubieron terminado de arreglar el auto, nos pusimos nuevamente en camino.

En este caso, se admite el uso de hubieron seguido de un participio. Esta forma compuesta sirve para mencionar una acción anterior a otra acción que ocurrió en el pasado.

Otro de sus usos, menos común es el siguiente:

El auto se averió en la carretera y los técnicos hubieron de reparar el motor durante la noche.

Este caso es una variante de la expresión verbal haber de, que hoy en día se utiliza muy poco.

Ahora, veamos cuándo se da un mal uso de hubieron:

Hubieron muchos invitados en la fiesta.

En este caso. El verbo haber es impersonal, ya que se refiere a la existencia o presencia de un sujeto. Cuando el verbo haber es impersonal, no se ve afectado por el número del complemento.

Por consiguiente, la forma correcta de escribir la oración es:

Hubo muchos invitados en la fiesta.

Se usará la tercera persona singular del verbo, que es hubo, y no una forma personal como hubieron. El detalle está en la propia oración, donde muchos invitados en la fiesta se puede confundir con un sujeto, cuando en realidad es un complemento.

Como la oración no tiene sujeto, el verbo es impersonal. Esa es la razón de que se use hubo y no hubieron.

Eso es todo por ahora.

¡Un saludo!

Morfología Fácil: Formación de Palabras

Como parte final de este pequeño apartado sobre morfología nos centraremos en los procesos de formación de palabras.

Antes que nada, debemos saber que las palabras formadas por un solo monema son palabras simples, las cuales carecen de una estructura interna. Las palabras que constan de dos o más monemas se clasificarán de acuerdo al proceso por el que son formadas. Entre ellas están las palabras derivadas, las compuestas y las parasintéticas.

Seguir leyendo “Morfología Fácil: Formación de Palabras”

Morfología Fácil: Estructura de la palabra

Es importante estudiar a la palabra, ya que de ella nos valdremos para expresar nuestras ideas por medio de la construcción de oraciones.

La palabra es el conjunto de caracteres y signos que forman una sola unidad con significado, la cual pertenece a una categoría gramatical. Para poder utilizar las palabras primero debemos conocer los procesos que les dan origen y su estructura interna. De esto se encarga una de las principales ramas de la gramática: La morfología.

Seguir leyendo “Morfología Fácil: Estructura de la palabra”

Morfología Fácil: Clases de Morfemas

En la primera parte de este artículo vimos que los monemas se dividen en lexemas y morfemas. Ahora averiguaremos como la combinación de ambos puede dar origen a nuevas palabras con atributos variables (género, número, tiempo) y diferentes significados.

Primero vamos a revisar algunos ejemplos de monemas y sus diferencias.

Seguir leyendo “Morfología Fácil: Clases de Morfemas”