Emotional Words: Cuando las Palabras tienen Poder

Quizás te suene a ciencia ficción, pero es cierto, las palabras tienen poder en ellas. Dependiendo de cómo las uses, puedes despertar emociones, evocar sensaciones y producir cambios de ánimos en el lector. En este artículo encontrarás algunos ejemplos de cómo funciona la carga emotiva y su influencia sobre las personas.

Reza un conocido dicho que las palabras pueden ser el arma más cruel o la mejor medicina de todas. Una sola palabra es capaz de producir alegría o tristeza, calma o furia, dependiendo de quién la diga y cómo la interpretemos. Los expertos en comunicación conocen esto desde hace más de un siglo y le han dado uso en casi todo: desde marketing hasta campañas políticas y manipulación mediática.

Cada día nos vemos expuestos a una gran cantidad de anuncios, algunos de los cuales tienen efectos sobre nosotros, aunque no estamos seguros de la razón. Las personas con quienes nos cruzamos pueden mejorar nuestro ánimo o empeorarlo, dependiendo de las palabras que nos digan. Del mismo modo, cuando leemos una noticia o escuchamos hablar a alguien, podemos juzgar sus intenciones dependiendo de las palabras que usen.

1280px-motivation_and_emotion_scrabble

Sin embargo, esto no es del todo voluntario. Recordemos que el cerebro muchas veces nos controla más de lo que nos damos cuenta. Las palabras, al fin y al cabo, no dejan de ser estímulos, estímulos que pueden causar respuestas inmediatas, involuntarias, de las que no somos conscientes. De allí que un anuncio nos convenza de comprar tal o cual bebida, o que sintamos simpatía por tal o cual político, o que tal noticia nos haya parecido indignada o indiferente.

Por supuesto, que el fondo es importante, pero nunca hay que ignorar el poder de la forma. El efecto que tienen las palabras sobre nosotros depende de factores como nuestra propia experiencia, el entorno en que vivimos y el significado que tiene dentro del lenguaje. Vamos a ver algunos ejemplos de palabras que pueden despertar sensaciones y emociones en nosotros.

Sigue leyendo «Emotional Words: Cuando las Palabras tienen Poder»

Cómo usar las llamadas a la acción para hacer crecer tu blog

A quién no le gustaría que sus artículos fueran muy compartidos, recibir muchos comentarios, ganar suscriptores por montones.

Dicen que con un buen contenido y un poco de promoción basta para conseguirlo.

¿Te cuento un secreto?

Es mentira.

¿Has visto artículos con miles de visitas sin ningún comentario ni compartido?

¿Por qué los buenos artículos no hacen subir tu número de suscriptores?

La respuesta se puede resumir en tres palabras:

Call to action (llamada a la acción)

call to action

¿Y qué es una llamada a la acción? Pues es nada menos que la parte más importante de tu contenido. Es lo que mueve al lector para realizar la acción que tú esperas lograr. De nada sirve un excelente contenido y la mejor promoción si no mueves a tu público a la acción.

Sin una buena llamada a la acción, tus esfuerzos serán en vano.

Partamos de que todo contenido es publicado con una intención, un objetivo. Ese objetivo es el fin máximo de tu estrategia de contenidos, la razón por la que haces lo que haces. Ya sea un voto, un compartir, un comentario, una suscripción o una compra, todo parte de la llamada a la acción.

Vamos a revisar las tres propiedades que debe cumplir una llamada a la acción:

Sigue leyendo «Cómo usar las llamadas a la acción para hacer crecer tu blog»