¿Cómo escribir con cohesión?

banners articulos7

En todas las clases y cursos para escribir bien se menciona la cohesión. Pero, ¿qué significa realmente escribir con cohesión? Se trata de la unidad del texto, aquella secuencia de hilos que va llevando al lector desde el inicio al final de un escrito. Ahora vamos a descubrir cómo conseguirlo.

Sigue leyendo «¿Cómo escribir con cohesión?»

Cómo evitar los errores de concordancia – Parte 1

La concordancia es la coincidencia en género, número y persona entre las distintas palabras de una oración. Muchas veces, al escribir, pasamos por alto estas reglas, lo que da como resultado textos difíciles de entender.

En esta ocasión, revisaremos las reglas de concordancia sustantivo-verbo y sus excepciones:

Cuando el verbo de una oración se refiere a un solo sujeto, coincide con este en número y  persona.

  • La bicicleta se quedó en casa.

Cuando el verbo se refiere a varios sujetos, debe ir en plural.

  • Las bicicletas se quedaron en casa.

Para la conjugación, si los sujetos están en diferente persona, predomina la primer sobre la segunda y la segunda sobre la tercera.

  • María y yo iremos a la fiesta.
  • María y tú irán a la fiesta.

Cuando se usa un sustantivo colectivo en singular, el verbo se mantendrá en singular.

  • La mayoría de encuestados estuvo de acuerdo.

Si bien se acepta el uso en plural para el verbo en estos casos, no es lo recomendable ya que puede confundir al lector.

  • La mayoría de encuestados estuvieron de acuerdo.

Del mismo modo sucede con los sustantivos de cantidad, como mitad, doble, tercio, triple, entre otros.

Los sujetos que van unidos por la conjunción y son considerados como uno solo. Sin embargo, cuando cada uno de estos va precedido por artículos, se les considera sustantivos separados. Para el segundo caso, se usa el verbo en plural.

  • La comida y bebida estuvo
  • La comida y la bebida estuvieron

En la segunda parte, veremos otros tipos de concordancia. Eso es todo por ahora.

¡Un saludo!

 

10 Palabras que Escribimos Mal a Diario

Dicen que errar es de humanos, pero a la hora de escribir es mejor no abusar. A todos nos han sorprendido alguna vez con una palabra que no sabíamos que escribíamos mal. Para que eso no te vuelva a pasar aquí tienes una lista con 10 palabras en las que solemos fallar y la forma correcta de escribirlas.

Recuerdo que hace unos años, cuando aún estudiaba en la universidad, recibí un trabajo que había revisado un profesor. Grande fue mi sorpresa al encontrarme con correcciones ortográficas, específicamente en algunas palabras.

Al principio me negué a creerlo. Estaba seguro de haber revisado cada detalle antes de entregar el trabajo. Incluso estuve a punto de discutir la corrección, pero antes hacerlo quise aclarar mis dudas en un diccionario web. Descubrí que me había equivocado. Al igual que yo, otros compañeros fallaron en palabras que estábamos seguros de haber escrito bien. ¿Por qué pasó esto?

Tal vez sea porque a diario vemos muchas de estas palabras escritas de forma incorrecta. Lo vemos así en medios, documentos y libros. Son errores tan comunes que hemos llegado a creer que escribir así es correcto, cuando en realidad no lo es. Por eso, y para evitar que otros fallen en estas palabras, aquí una lista de 10 palabras que usamos mal sin darnos cuenta.

Sigue leyendo «10 Palabras que Escribimos Mal a Diario»

¿Cómo usar la coma de forma adecuada?

Escribir bien es la mejor carta de presentación que puede tener. Demuestra conocimiento, dedicación y cuidado por los detalles. Nuestro idioma es muy libre en cuanto a las reglas y nos permite tomarnos muchas licencias. Algunos incluso consideran que los errores de redacción pueden pasar percibidos, pero se notan.

Los lectores se dan cuenta de los errores de redacción porque dificultan su lectura. Una lectura dificultosa nunca es agradable, mucho menos si genera confusión, impidiendo que el mensaje se entienda con claridad. El resultado de la mala redacción, es una mala imagen ante quien nos lee. Así que vale más tener cuidado de esos detalles para cuidar nuestra reputación.

La coma es el más utilizado de los signos de puntuación. De su correcto uso depende en gran medida que un texto esté bien escrito. Las reglas para su uso pueden ser flexibles en algunos casos, pero en otros el mal uso puede resultar en graves confusiones.

Contrario a lo que muchos piensan, la coma no equivale a las pausas del habla oral. Tengamos presente que no todas las pausas a la hora de leer el texto equivalen al uso de una coma. Para evitar cometer errores, veamos unos cuantos consejos.

Sigue leyendo «¿Cómo usar la coma de forma adecuada?»

8 consejos para corregir los artículos de tu blog

Corregir poco o corregir demasiado, ese el gran dilema. Para evitarte confusiones, aquí una pequeña guía con los principales consejos para que los artículos de tu blog queden perfectos. Solo necesitas combinar conocimientos básicos de ortografía, gramática y una buena redacción.

Si te gusta escribir, seguro te gusta que lo escribes quede bien. Sin embargo, a la hora de corregir un texto siempre nos encontramos con una gran duda. ¿Cuál es el punto exacto de corrección? En nuestra búsqueda de la perfección a veces corregimos tanto, que luego no podemos reconocer el texto original entre tantos parches. Quienes nos dedicamos a la corrección de textos lo hemos sufrido.

¿Cómo evitamos la sobrecorrección?

Siempre es importante establecer un límite en la corrección. Saber qué tan pulido tiene que estar un texto dependiendo del uso que se le vaya a dar.

Sigue leyendo «8 consejos para corregir los artículos de tu blog»

5 errores que no notas al escribir, pero tus lectores sí

¿No te ha pasado que al terminar de leer un texto te quedas con un sabor agridulce? ¿Y si eso también le sucede a tus lectores? La razón puede estar oculta en errores de redacción de los que no somos conscientes al escribir. Errores que al desconocer, tampoco somos capaces de corregir.

Como todo escritor, a veces me gusta leer mis viejos escritos para evaluar mi progreso. Entonces, descubro errores propios de la inexperiencia y me pregunto, ¿qué otros errores estaré cometiendo ahora? Lo cierto, es que ninguno de nosotros alcanzará la perfección al escribir, pero lo que sí podemos alcanzar es la claridad y la sencillez.

Nos gusta escribir y que lo que escribimos se entienda. Por eso, nos tomamos el tiempo de revisar nuestros textos. Corregimos las tildes, la puntuación y el buen uso de las palabras. Sin embargo, la revisión no termina allí. Existen una serie de fallos en la redacción que son más difíciles de encontrar, sobre todo si el que revisa el texto es el mismo escritor.

Sigue leyendo «5 errores que no notas al escribir, pero tus lectores sí»

8 Consejos para Escribir Mejor

Terminas de escribir un texto y decides leerlo en voz alta. Entonces te das cuenta de que no suena bien. Después de una segunda y tercera lectura parece que solo se trató de una impresión. El texto está bien escrito.

Detente, porque estás a punto de cometer un error.

¡Espera un momento! Porque estás a punto de caer en una trampa.

Si la primera vez te sonó extraño y tuviste que releer para comprenderlo, no creas que tus lectores harán lo mismo. Nuestros lectores juzgan a la primera lectura, y si tu texto les resulta extraño es muy probable que pasen de él.

Sigue leyendo «8 Consejos para Escribir Mejor»

Curso de Redacción: Acento Prosódico y Entonación

En este segundo módulo vamos a profundizar en el acento prosódico.  Primero vamos a establecer lo que significa. El acento es la fuerza de voz que recae sobre la sílaba de una palabra. La prosodia es una rama de la gramática que estudia la correcta acentuación y pronunciación.

Ya habíamos mencionado que todas las palabras poseen acento prosódico, pero ojo, esto solo se aplica a las palabras cuando se pronuncian aisladas. Ahora veremos cómo dentro de una oración pueden presentarse palabras átonas, que carecen del acento prosódico.

Sigue leyendo «Curso de Redacción: Acento Prosódico y Entonación»

4 Secretos de la Redacción Web

Internet ha cambiado la forma en que leemos. Por eso, quienes escribimos debemos adaptarnos a estos cambios para que nuestros contenidos resulten interesantes y aporten valor a los lectores. 

Hace unos meses un cliente me pidió que revise un texto antes de que lo suba a su página web. Al revisarlo noté algo extraño, sentía que estaba leyendo una revista o un folleto. Le respondí que el texto tenía que rescribirse y me dijo: “Pero está bien escrito, es de una revista que publicamos el mes pasado”.

Un momento. Aquí se está violando una regla de oro, casi una ley de todo redactor de contenidos.

Sigue leyendo «4 Secretos de la Redacción Web»