¿Cómo escribir números de forma correcta?

Una de las dudas más grandes a la hora de escribir es la que se refiere a la escritura de números. Dependiendo del tipo de texto, del nivel y del número en sí mismo, podemos usar diferentes formas. Las principales son las cifras arábigas, los números romanos y las palabras.

Veamos en qué casos se utilizan los diferentes tipos de escritura de números.

  1. En textos matemáticos, estadísticos, gráficos, tablas y textos publicitarios es preferible usar los números arábigos (0, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9). Son más precisos para la comprensión y ocupan un menor espacio.

Por el contrario, en textos literarios, académicos y variados, seguiremos las siguientes pautas.

  1. Se escriben con letras los números que puedan expresarse en una palabra y en dos palabras. También las decenas y las centenas.
  2. Se escriben con letras los números de dos palabras que van unidas por la conjunción y.
  3. Los números que tienen más de tres palabras y los decimales son más complejos. Por eso se expresan en cifras.
  4. Si en una misma oración se hallan presentes números simples y complejos, todos se expresarán en cifras.
  5. Cuando un número de hasta tres palabras se refiere a una unidad de medida, se expresa en letras. La unidad de medida no se abrevia.
  6. Los porcentajes superiores a diez se expresan en números, excepto el cien por ciento.
  7. Los números que acompañan a una abreviatura, símbolo o unidad se escriben en cifras.
  8. Al escribir cifras, estas se agrupan de tres en tres, separadas por un espacio en blanco. Los números de cuatro cifras no se separan.
  9. Para expresar números decimales, es preferible usar la coma en lugar del punto.
  10. Los sustantivos millón, billón, cuatrillón y similares nos permiten expresar estos números combinando letras y cifras de esta forma: 123 millones, 87 billones, 900 cuatrillones. Esto no aplica para los millares.

Siguiendo estas once pautas, podremos expresar los números de una forma más clara y precisa. Así evitaremos confusiones y facilitaremos la lectura. Recordemos siempre tener en cuenta el contexto y la clase del escrito.

Eso es todo por ahora. ¡Un saludo!

Anuncios

Cómo evitar los errores de concordancia – Parte 2

Los errores de concordancia son muy comunes y difíciles de notar. Para evitar cometerlos, hemos visto algunas reglas de concordancia entre verbo y sustantivo. Esta vez revisaremos la concordancia sustantivo adjetivo.

Cuando un adjetivo se refiere a un solo sustantivo, coincide con este en género y número.

El viejo auto de mi tío está en venta.

Si el adjetivo se refiere a varios sustantivos, se escribe en plural. En caso de que los sustantivos sean de distintos géneros, predomina el género de la palabra original.

Los chico y chicas estaban nerviosos por las pruebas.

Cuando el adjetivo antecede a varios sustantivos, coincide en género y número con el más cercano.

Generosas damas y caballeros.  

En caso de que el adjetivo vaya después de varios sustantivos, se escribirá en plural.

Damas y caballeros generosos.

Al igual que con el verbo, los sustantivos colectivos se acompañarán por el adjetivo en singular y no el plural.

La mayoría de encuestados, sorprendida, evitó responder.

Pero en el caso de sustantivos de cantidad, como mitad, doble, triple, entre otros, se aceptará que el adjetivo vaya en plural.

La mitad de los encuestados, sorprendidos, evitó responder.

Siguiendo estas sencillas reglas, evitaremos los errores de concordancia. El resultado serán textos más sencillos y claros de entender para nuestros lectores.

Eso es todo por ahora.

Un saludo!

Cómo evitar los errores de concordancia – Parte 1

La concordancia es la coincidencia en género, número y persona entre las distintas palabras de una oración. Muchas veces, al escribir, pasamos por alto estas reglas, lo que da como resultado textos difíciles de entender.

En esta ocasión, revisaremos las reglas de concordancia sustantivo-verbo y sus excepciones:

Cuando el verbo de una oración se refiere a un solo sujeto, coincide con este en número y  persona.

  • La bicicleta se quedó en casa.

Cuando el verbo se refiere a varios sujetos, debe ir en plural.

  • Las bicicletas se quedaron en casa.

Para la conjugación, si los sujetos están en diferente persona, predomina la primer sobre la segunda y la segunda sobre la tercera.

  • María y yo iremos a la fiesta.
  • María y tú irán a la fiesta.

Cuando se usa un sustantivo colectivo en singular, el verbo se mantendrá en singular.

  • La mayoría de encuestados estuvo de acuerdo.

Si bien se acepta el uso en plural para el verbo en estos casos, no es lo recomendable ya que puede confundir al lector.

  • La mayoría de encuestados estuvieron de acuerdo.

Del mismo modo sucede con los sustantivos de cantidad, como mitad, doble, tercio, triple, entre otros.

Los sujetos que van unidos por la conjunción y son considerados como uno solo. Sin embargo, cuando cada uno de estos va precedido por artículos, se les considera sustantivos separados. Para el segundo caso, se usa el verbo en plural.

  • La comida y bebida estuvo
  • La comida y la bebida estuvieron

En la segunda parte, veremos otros tipos de concordancia. Eso es todo por ahora.

¡Un saludo!

 

¿Hubo o Hubieron?

He aquí uno de los errores más comunes que se cometen al escribir: El uso de hubieron en lugar de hubo. Ambos son conjugaciones del verbo haber, pero debemos recordar que este verbo tiene una forma personal y otra impersonal. Hubieron pertenece a las formas personales, mientras que hubo es una forma impersonal.

Veamos en qué casos se utiliza hubieron:

Cuando los técnicos hubieron terminado de arreglar el auto, nos pusimos nuevamente en camino.

En este caso, se admite el uso de hubieron seguido de un participio. Esta forma compuesta sirve para mencionar una acción anterior a otra acción que ocurrió en el pasado.

Otro de sus usos, menos común es el siguiente:

El auto se averió en la carretera y los técnicos hubieron de reparar el motor durante la noche.

Este caso es una variante de la expresión verbal haber de, que hoy en día se utiliza muy poco.

Ahora, veamos cuándo se da un mal uso de hubieron:

Hubieron muchos invitados en la fiesta.

En este caso. El verbo haber es impersonal, ya que se refiere a la existencia o presencia de un sujeto. Cuando el verbo haber es impersonal, no se ve afectado por el número del complemento.

Por consiguiente, la forma correcta de escribir la oración es:

Hubo muchos invitados en la fiesta.

Se usará la tercera persona singular del verbo, que es hubo, y no una forma personal como hubieron. El detalle está en la propia oración, donde muchos invitados en la fiesta se puede confundir con un sujeto, cuando en realidad es un complemento.

Como la oración no tiene sujeto, el verbo es impersonal. Esa es la razón de que se use hubo y no hubieron.

Eso es todo por ahora.

¡Un saludo!

Los 4 pilares de una buena redacción

Los tiempos cambian y las personas ya no leen como lo hacían hace veinte o cincuenta años. La tecnología ha transformado el modo en el que enviamos y recibimos información, dando paso a una nueva era dominada por la inmediatez.

A diario nos vemos expuestos a una cantidad inaudita de información, por lo que cada mensaje tiene muy poco tiempo para llegar a nosotros y llamar nuestra atención. Todo ello representa un gran desafío para los redactores, pues si ahora perseguimos la practicidad en cada aspecto nuestras vidas, lo que leemos y escribimos no será la excepción.

Seguir leyendo “Los 4 pilares de una buena redacción”

5 Tipos de corrección que debes conocer

La corrección de textos es una etapa vital de la comunicación con nuestros lectores. En ella, se perfecciona el estilo de la redacción para darle claridad, precisión y que cumpla con los objetivos planteados. Y es el deseo de lograr textos de la mejor calidad posible, lo que nos hace a veces caer en un error común: la sobrecorrección.

correccion-textos

Pero, ¿quién puede señalar los límites de la corrección? Para unos basta con reparar las erratas más evidentes, aunque queden faltar gramaticales notorias. No se sabe en qué punto termina el estilo del autor y hasta dónde debe llegar un corrector. Un escrito puede mejorarse y seguirse mejorando varias veces, hasta que es difícil reconocer el original en este.

Seguir leyendo “5 Tipos de corrección que debes conocer”

Límites de la Corrección de Textos: Lo Correcto, lo Adecuado y lo Recomendado

correccion de textos

En el artículo de la semana pasada, vimos los distintos tipos de corrección que existen. La corrección de textos es una labor de precisión y mucha dedicación, pero en las últimas décadas sus límites se han vuelto confusos. Es común que se mezcle la labor de un corrector de textos con la del editor, la del corrector de estilo, el redactor y otras tantas labores del sector editorial.

Por supuesto, esto ha tenido distintas causas:

Seguir leyendo “Límites de la Corrección de Textos: Lo Correcto, lo Adecuado y lo Recomendado”