¿Cómo escribir números de forma correcta?

Una de las dudas más grandes a la hora de escribir es la que se refiere a la escritura de números. Dependiendo del tipo de texto, del nivel y del número en sí mismo, podemos usar diferentes formas. Las principales son las cifras arábigas, los números romanos y las palabras.

Veamos en qué casos se utilizan los diferentes tipos de escritura de números.

  1. En textos matemáticos, estadísticos, gráficos, tablas y textos publicitarios es preferible usar los números arábigos (0, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9). Son más precisos para la comprensión y ocupan un menor espacio.

Por el contrario, en textos literarios, académicos y variados, seguiremos las siguientes pautas.

  1. Se escriben con letras los números que puedan expresarse en una palabra y en dos palabras. También las decenas y las centenas.
  2. Se escriben con letras los números de dos palabras que van unidas por la conjunción y.
  3. Los números que tienen más de tres palabras y los decimales son más complejos. Por eso se expresan en cifras.
  4. Si en una misma oración se hallan presentes números simples y complejos, todos se expresarán en cifras.
  5. Cuando un número de hasta tres palabras se refiere a una unidad de medida, se expresa en letras. La unidad de medida no se abrevia.
  6. Los porcentajes superiores a diez se expresan en números, excepto el cien por ciento.
  7. Los números que acompañan a una abreviatura, símbolo o unidad se escriben en cifras.
  8. Al escribir cifras, estas se agrupan de tres en tres, separadas por un espacio en blanco. Los números de cuatro cifras no se separan.
  9. Para expresar números decimales, es preferible usar la coma en lugar del punto.
  10. Los sustantivos millón, billón, cuatrillón y similares nos permiten expresar estos números combinando letras y cifras de esta forma: 123 millones, 87 billones, 900 cuatrillones. Esto no aplica para los millares.

Siguiendo estas once pautas, podremos expresar los números de una forma más clara y precisa. Así evitaremos confusiones y facilitaremos la lectura. Recordemos siempre tener en cuenta el contexto y la clase del escrito.

Eso es todo por ahora. ¡Un saludo!

Anuncios

8 consejos para usar bien las mayúsculas

En el lenguaje actual solemos omitir muchas veces el uso de las mayúsculas, ya sea por prisa o por desconocimiento. Aunque esto es inconveniente, tampoco es bueno un texto saturado de mayúsculas. Lo ideal es usarlas en su justa medida y para ello bastará con seguir los consejos de esta lista.

  1. Los nombres de personas se escriben con mayúscula inicial, así como los apodos, sobrenombres y títulos.

Napoleón Bonaparte, El Manco de Lepanto, Conde de Lemos, etc.

  1. Las palabras que van después de un punto seguido y las que inician un párrafo inician con mayúscula.

Luisa despertó a las seis. Salió temprano hacia la escuela. Llegó antes que el profesor.  

  1. Las siglas y acrónimos se escriben con mayúsculas.

ONU, FIFA, ABC, ADN, APEC

  1. Los nombres de lugares geográficos, astronómicos, especies naturales, elementos y moléculas químicas, hechos históricos relevantes, así como las teorías matemáticas y físicas inician en mayúscula.

Cabo de Hornos, Lago Baikal, Cinturón de Kuiper, Homo Sapiens, Titanio, Dióxido de Carbono, Revolución Francesa, Teoría de la Relatividad.

  1. Los nombres de obras, estudios y disciplinas, tanto de arte, deportivas, como científicas.

El Aleph, El Grito, La Marsellesa, Historia Universal, Gimnasia Artística, Danzas Folclóricas, Física Cuántica.

  1. Los nombres de leyes, tratados y documentos oficiales.

Ley del Consumidor, Tratado de Límites, Resolución Presidencial, Comunicado Oficial.

  1. Los nombres de eventos, ferias, cursos, talleres y similares.

Feria del Libro, Convención de Química, Curso Intensivo de Idiomas, Taller de Lectura, Seminario Nacional.

  1. Los nombres de empresas, entidades, asociaciones, organizaciones, instituciones públicas internas y externas.

Editorial Planeta, Corporación Euromotor, Asociación de Consumidores, Organización para el Trabajo, Ministerio de Economía, Embajada de Francia.

Además, es bueno tener presente que las mayúsculas deben llevar las tildes que corresponden, siempre que sea posible. Con estos sencillos consejos, podremos utilizar de forma adecuada las letras mayúsculas.

Eso es todo por ahora.

¡Un saludo!

 

 

Cómo evitar los errores de concordancia – Parte 2

Los errores de concordancia son muy comunes y difíciles de notar. Para evitar cometerlos, hemos visto algunas reglas de concordancia entre verbo y sustantivo. Esta vez revisaremos la concordancia sustantivo adjetivo.

Cuando un adjetivo se refiere a un solo sustantivo, coincide con este en género y número.

El viejo auto de mi tío está en venta.

Si el adjetivo se refiere a varios sustantivos, se escribe en plural. En caso de que los sustantivos sean de distintos géneros, predomina el género de la palabra original.

Los chico y chicas estaban nerviosos por las pruebas.

Cuando el adjetivo antecede a varios sustantivos, coincide en género y número con el más cercano.

Generosas damas y caballeros.  

En caso de que el adjetivo vaya después de varios sustantivos, se escribirá en plural.

Damas y caballeros generosos.

Al igual que con el verbo, los sustantivos colectivos se acompañarán por el adjetivo en singular y no el plural.

La mayoría de encuestados, sorprendida, evitó responder.

Pero en el caso de sustantivos de cantidad, como mitad, doble, triple, entre otros, se aceptará que el adjetivo vaya en plural.

La mitad de los encuestados, sorprendidos, evitó responder.

Siguiendo estas sencillas reglas, evitaremos los errores de concordancia. El resultado serán textos más sencillos y claros de entender para nuestros lectores.

Eso es todo por ahora.

Un saludo!

Cómo evitar los errores de concordancia – Parte 1

La concordancia es la coincidencia en género, número y persona entre las distintas palabras de una oración. Muchas veces, al escribir, pasamos por alto estas reglas, lo que da como resultado textos difíciles de entender.

En esta ocasión, revisaremos las reglas de concordancia sustantivo-verbo y sus excepciones:

Cuando el verbo de una oración se refiere a un solo sujeto, coincide con este en número y  persona.

  • La bicicleta se quedó en casa.

Cuando el verbo se refiere a varios sujetos, debe ir en plural.

  • Las bicicletas se quedaron en casa.

Para la conjugación, si los sujetos están en diferente persona, predomina la primer sobre la segunda y la segunda sobre la tercera.

  • María y yo iremos a la fiesta.
  • María y tú irán a la fiesta.

Cuando se usa un sustantivo colectivo en singular, el verbo se mantendrá en singular.

  • La mayoría de encuestados estuvo de acuerdo.

Si bien se acepta el uso en plural para el verbo en estos casos, no es lo recomendable ya que puede confundir al lector.

  • La mayoría de encuestados estuvieron de acuerdo.

Del mismo modo sucede con los sustantivos de cantidad, como mitad, doble, tercio, triple, entre otros.

Los sujetos que van unidos por la conjunción y son considerados como uno solo. Sin embargo, cuando cada uno de estos va precedido por artículos, se les considera sustantivos separados. Para el segundo caso, se usa el verbo en plural.

  • La comida y bebida estuvo
  • La comida y la bebida estuvieron

En la segunda parte, veremos otros tipos de concordancia. Eso es todo por ahora.

¡Un saludo!

 

¿Hubo o Hubieron?

He aquí uno de los errores más comunes que se cometen al escribir: El uso de hubieron en lugar de hubo. Ambos son conjugaciones del verbo haber, pero debemos recordar que este verbo tiene una forma personal y otra impersonal. Hubieron pertenece a las formas personales, mientras que hubo es una forma impersonal.

Veamos en qué casos se utiliza hubieron:

Cuando los técnicos hubieron terminado de arreglar el auto, nos pusimos nuevamente en camino.

En este caso, se admite el uso de hubieron seguido de un participio. Esta forma compuesta sirve para mencionar una acción anterior a otra acción que ocurrió en el pasado.

Otro de sus usos, menos común es el siguiente:

El auto se averió en la carretera y los técnicos hubieron de reparar el motor durante la noche.

Este caso es una variante de la expresión verbal haber de, que hoy en día se utiliza muy poco.

Ahora, veamos cuándo se da un mal uso de hubieron:

Hubieron muchos invitados en la fiesta.

En este caso. El verbo haber es impersonal, ya que se refiere a la existencia o presencia de un sujeto. Cuando el verbo haber es impersonal, no se ve afectado por el número del complemento.

Por consiguiente, la forma correcta de escribir la oración es:

Hubo muchos invitados en la fiesta.

Se usará la tercera persona singular del verbo, que es hubo, y no una forma personal como hubieron. El detalle está en la propia oración, donde muchos invitados en la fiesta se puede confundir con un sujeto, cuando en realidad es un complemento.

Como la oración no tiene sujeto, el verbo es impersonal. Esa es la razón de que se use hubo y no hubieron.

Eso es todo por ahora.

¡Un saludo!

Fases del Proceso de Corrección

La corrección de textos es una actividad que muchas veces se aprende de la experiencia o a través de cursos. Aunque existen carreras de corrección en algunos países de habla hispana, son muchos los profesionales de distintas disciplinas que se dedican a ello, cada quién dentro de su campo.

correcting-1870721_960_720

Todo esto ayuda a enriquecer el área, pero al mismo tiempo puede ser una desventaja. A menudo es evidente la carencia de un proceso estándar en la corrección, lo que puede llevar a errores y confusiones con los clientes. Además, la falta de un proceso también alarga la duración del mismo.

Veamos cuáles son las fases principales del proceso de corrección:

Seguir leyendo “Fases del Proceso de Corrección”

Los 4 pilares de una buena redacción

Los tiempos cambian y las personas ya no leen como lo hacían hace veinte o cincuenta años. La tecnología ha transformado el modo en el que enviamos y recibimos información, dando paso a una nueva era dominada por la inmediatez.

A diario nos vemos expuestos a una cantidad inaudita de información, por lo que cada mensaje tiene muy poco tiempo para llegar a nosotros y llamar nuestra atención. Todo ello representa un gran desafío para los redactores, pues si ahora perseguimos la practicidad en cada aspecto nuestras vidas, lo que leemos y escribimos no será la excepción.

Seguir leyendo “Los 4 pilares de una buena redacción”